Hoy día nos encontramos con una nueva tendencia que se convierte en algo muy práctico para desarrollar en pisos pequeños. Una excelente alternativa para decorar una cocina comedor en pequeños espacios consiste en disponer en un solo lugar la cocina integrada al salón y/o al comedor.

Veamos este ejemplo de una vivienda de 60 metros cuadrados, con tres habitaciones (una de ellas la utilizan como despacho), salón, cocina y baño/lavandería (que sin ser nuestra estancia preferida para tener una zona de lavado, las ventajas respecto a tenerla en la cocina son más que evidentes).

Su problema era el siguiente: su oscura cocina se quedaba pequeña y una de la actuales habitaciones se encontraba en desuso. Con semejante mezcla, nos planteamos el reto de conseguir una cocina más luminosa, y qué fin darle a ese "trastero" en forma de habitación que tenían vacío.
Así que comencemos con la nueva propuesta, primero seleccionamos minuciosamente (en rojo) qué tabiques y armarios eliminar. Las instalaciones de la cocina sería conveniente dejarlas cerca de su ubicación actual ya que en pisos de esta época las posibilidades a la hora de mover las zonas húmedas son muy escasas.
La relación cocina-salón ha sido el motor de la propuesta. Nos gusta mucho cómo funcionan las zonas de comer como nexo entre ambas estancias. Desde el primer momento, vimos claro que la zona del balcón se convertiría en el nuevo comedor, organizando así las tres estancias principales: cocina/comedor/salón. Para poder empezar a encajar la cocina, proponemos ampliar el armario existente del pasillo. De esta manera, el nuevo armario (ahora reconvertido a estantería debido al poco fondo que tenía) hace de costilla y acota el inicio de la cocina par ala cual proponemos una disposición en forma de U. Este esquema aumenta significativamente la capacidad de almacenaje y la superficie de trabajo. En uno de sus brazos, a continuación de la nueva estantería, colocamos la nevera y la vitrocerámica. El brazo opuesto al anterior queda exento. Así, la nueva cocina tendrá luz natural (adiós a cocinar siempre con las luces encendidas) y la relación con la nueva zona de comedor será más que evidente.

En esta propuesta de decorar una cocina comedor juntos decidimos  coser los espacios. Y para ello, proponemos que los armarios superiores de la cocina subrayen el comedor. Además ganamos una superficie extra que nos brinda más espacio de almacenaje. Sensación nuestra o no, la posición de estos armarios ayudan a conseguir un rincón más íntimo donde comer y disfrutar de la sobremesa. Para el salón proponemos dos encimeras superpuestas como mueble principal. Un mueble de no más de 40cm de alto donde colocar la televisión y los libros. Ya sabes, si quieres aumentar la sensación de amplitud en tu salón, apuesta por este tipo de soluciones.
Una mesa de comedor redonda en estos casos es muy útil ya sea para arrinconarla con un sillón en "L" y un par de sillas lo cual te permite aprovechar al máximo los espacios o con 4 sillas no muy ostentosas para generar sensación de ligereza y espacio.
Para aprovechar al máximo los espacios y hacer un ambiente acogedor, frente al mueble de TV podeis disponer un sofá de dos plazas y algún pequeño sillón con una mesilla auxiliar.
Para ir cerrando os dejamos "el mapa de los tesoros" dónde podréis ubicar cada uno de los espacios y objetos que proponemos en este ejercicio de decorar una cocina comedor y haceros una idea del carácter que hemos querido dar a la reforma de este pequeño piso para convertirlo en uno más funcional.
Nos da mucho gusto brindarles buenas ideas para mejorar y sacar provecho de sus ambientes, los esperamos en nuestro próximo post.