Hoy venimos con una preciosa casa con vistas a un lago, que te vamos a contar haciendo un viaje a través de sus materiales, en lugar de hacerlo a través de sus espacios. Veamos algo de arquitectura madera. ¿Te unes?

En planta baja se utiliza este material para revestir las paredes centrales de la casa, pero nunca para envolver espacios completos (y así no resulta agobiante). De esta forma, en todas las estancias con madera siempre vemos, al menos, otra pared blanca que multiplica la luz. También se emplea en otros puntos clave como en los muebles de la cocina, las estanterías del despacho o los tiradores de los armarios bajos. Sí, estos últimos merecen una mención aparte: en lugar de pasar desapercibidos, se exageran en tamaño y forma hasta convertirse en protagonistas, detalle que nos encanta ;)

Qué decir de este suelo. Muchas personas temen esta solución por su aspecto y su tacto, al igual que sucede con el microcemento (mucho más frágil), pero sin duda es una apuesta segura. El terrazo, de origen veneciano, es un pavimento continuo muy, muy resistente formado por guijarros, normalmente de mármol, y un cemento que puede estar coloreado (también existe en baldosas, pero no tiene ¡nada que ver! Seguro que lo has visto en casa de alguna abuelilla, ¿verdad?). Nosotros apostamos por la solución que se ve en esta casa, que simplemente nos parece genial: tanto el color como el tamaño de las piedras. En este ejemplo se utiliza en la planta baja, casi como una continuación del exterior dentro de las estancias. Lo vemos en la entrada, en el salón, en el baño y en la biblioteca.

Nos habría gustado que continuase también en la cocina, en lugar de las baldosas tipo hidráulicas, ¿no crees? Además, este año no paramos de verlo en un montón de proyectos… Parece que vuelve a estar de moda!

El punto de atención lo regala el gris oscuro, que lo encontramos en los muebles bajos del salón y en las puertas correderas. Si te fijas, no aparece sobre blanco, sino sobre madera, haciendo que el contraste sea menor.

Esta elección nos parece un acierto puesto que cualquier otro color (que puede que al principio parezca una buena idea), a la larga podría llegar a saturar. Con esto no queremos decir que en cualquier otro caso tampoco pondríamos muebles que no fuesen grises! Sino que en esta casa, y con esta combinación de materiales, pensamos que es una decisión perfecta ;)

A pesar de no encontrarse en el interior, vemos la fachada desde las ventanas. Esto implica que, aunque pase desapercibido, es un elemento más a tener en cuenta. Y no es un ladrillo cualquiera: es rústico, de un rojo desaturado que se acerca mucho al marrón, perfecto para ser observado desde un  interior en el que dominan el blanco y la madera.

En definitiva, no siempre hay que buscar sentido a los espacios desde su forma (que también), sino que podemos encontrar conexiones entre materiales que consiguen que la vivienda se diferencie, se convierta en un lugar especial. Este diseño casa madera combinado con materiales diversos en los suelos y mobiliario hermosos marcan la diferencia. 

Espera pronto nuestro próximo post que seguro te va a encantar...