Cuando observas una casa antigua puedes pensar que sus espacios fueron diseñados con ese halo que desprenden las casas que fueron concebidas con lápiz y no con calculadora. Espacios bien dimensionados, proporcionados unos con respecto a otros, e hilados entre sí con pequeñas concesiones igual de importantes que las habitaciones de mayor tamaño. Este es el caso de la casa que hoy les presentamos, veremos como decorar una casa antigua ubicada en un pueblo tranquilo, con gente que madruga un sábado para hacer la compra y una calle con sol y árboles.

Se trata de esas viviendas que pese a tener unos años poseen distribuciones coherentes, con criterio y carentes de las coletillas que la burbuja inmobiliaria nos ha dejado de regalo. Si estás buscando casa, aquí va nuestro gran consejo de hoy: no subestimes una vivienda por ser más antigua. En España debemos sentirnos orgullosos del grupo de grandísimos arquitectos, que desde los años 70, empezaron a dejarnos la herencia en la que muchos se fijaron en los años posteriores. Por eso, si tu idea es reformar una vivienda -por antigua que sea-, debes saber que si el punto de partida es bueno, la meta difícilmente dejará de serlo y el viaje, con toda seguridad, será el más económico.

¿Como decorar esta casa antigua de pueblo?
Veamos dos sugerencias muy efectivas a la hora de decorar una casa antigua:
1. Para la entrada proponemos eliminar el tabique que comparte con la cocina. Es un recurso que nos gusta en viviendas de tamaño contenido. La entrada original es un espacio de paso muy oscuro. Ahora las dimensiones de la nueva cocina dan lugar a un espacio más amplio donde la luz natural, procedente de la zona de lavadero, hará más agradable la entrada a la vivienda.
2. La segunda actuación se centra en el baño de uso compartido. El baño original es muy pequeño. Simplemente con desplazar el armario de la habitación pequeña unos centímetros se consigue un aseo más holgado con una ducha que seguro cualquier invitado va a agradecer, sin poner en compromiso el tamaño de la habitación contigua.
Veamos la nueva distribución:

El resto de actuaciones son sencillas; una buena distribución es el mejor punto de partida para escoger unos acabados acordes, un color claro para las paredes que den iluminación al ambiente, unos muebles de estilo para el salón y el resto de los espacios de la casa darán ese acabado sencillo y agradable que queremos para nuestro hogar.

 

Este hermoso sofá ocre-metal y hierro de estilo nórdico podría ser una pieza privilegiada en el salón.

 

 ¿Te decidirías por esta hermosa casa antigua de pueblo?