Los que trabajan en un escritorio saben mejor que nadie la importancia de contar con una buena silla de escritorio que sea cómoda, práctica, resistente y sobretodo, saludable. Y si nos referimos al factor salud, es porque una silla en la que estamos sentados durante gran parte de nuestra jornada laboral tiene una innegable responsabilidad desde el punto de vista de la salud. En este artículo abordamos el tema de las sillas de escritorio diseño, así como algunos consejos imprescindibles a la hora de adquirir una silla de escritorio para que tu compra sea en todo caso un acierto.

Lo primero que nos vamos a encontrar a la hora de comprar una silla de escritorio diseño es una enorme variedad de modelos, estilos, diseños y precios. Estos cuatro factores son los que más rápido detectaremos, pero no son los únicos, ya que, por ejemplo, la calidad de construcción no es un factor que se observe en todo caso a simple vista y es sin embargo uno de los más importantes a la hora de abordar la compra de una silla de escritorio.

Puntos clave a la hora de comprar una silla de escritorio

Queremos hacer referencia a algunos de los aspectos esenciales para abordar la compra de una silla de escritorio diseño con éxito.

Presupuesto: El presupuesto puede ser el punto clave de la adquisición. Un presupuesto excesivamente corto nos limita no sólo en diseño, sino también en calidad y en salud. Por tanto, y hasta donde el presupuesto lo marque, es importante considerar la compra de una silla de escritorio como un objeto que repercutirá directamente en nuestro bienestar.

Diseño: Es uno de los puntos más controvertidos. De hecho hay quien piensa que las sillas de escritorio diseño son más incómodas o menos recomendables. Consideramos que es una cuestión de gusto, y que si la silla cumple unos estándares mínimos de diseño y fabricación, el diseño puede variar sin comprometer nuestra comodidad.

Calidad de construcción. Desde el punto de vista de la durabilidad y rentabilidad del dnero invertido en la compra de la silla, la calidad de construcción en las sillas de escritorio es una cuestión básica. La percibiremos en un punto muy sencillo, pero a la vez muy poco conocido. Las sillas de escritorio de mayor calidad son las mas pesadas.

Ergonomía. Podemos definir la ergonomía como la capacidad de la silla de adaptarse a nuestro cuerpo, o lo que es lo mismo, la capacidad de la silla para que no seamos nosotros quienes tengamos que adaptarnos a la misma. Se presenta en aspectos como el respaldo, el cual tiene que llegar como mínimo hasta nuestro cuello o el banco, que ha de llegarnos hasta poco antes de las rodillas.

Es esencial evitar comprar sillas de escritorio diseño que no se regulen en altura o inclinación. Es una de las líneas rojas a la hora de comprar una silla y tendremos que comprobar que la silla que nos interese incluye dichos reglajes.

Siguiendo estos sencillos pasos conseguiremos una silla de escritorio que además de durarnos, nos cuide y sea cómoda en el día a día.